SÍNDROME DEL PIRAMIDAL (Falsa ciática)

Es posible que pienses que tu terrible dolor en el glúteo sea porque sufres de ciática, pero no tiene porque, si eres una persona activa o un runner, lo más probable es que estés ante el síndrome piramidal o también conocido como falsa ciática.

A continuación la explicación de que es, sus causas, síntomas y lo más importante, cómo tratarlo.

El piramidal o piriforme es un músculo con forma de triángulo delgado, que se encuentra por debajo del glúteo mayor.

Este pequeño músculo actúa como rotador externo de la cadera en posición neutra, mientras que hace rotación interna con la cadera flexionada a 90°. Por norma general, el músculo piramidal es un músculo que tiende a la hipertrofia y endurecimiento, lo que puede desencadenar el llamado síndrome piriforme o más comúnmente llamado el síndrome del piramidal.


📝Concepto:


También es conocido como Síndrome del piriforme o pseudo-ciática o síndrome del piramidal, es la compresión del nervio ciático cuando pasa por el piriforme.


El nervio ciático o nervio isquiàtico es el más largo del cuerpo, es un nervio mixto que da sensibilidad a toda la pierna por la parte posterior, y también es motor.

Se origina de L4 a S2 y abandona la pelvis a través del agujero ciático, por debajo o entre medio del músculo piriforme/piramidal y se divide en dos en la fosa poplítea.



¿Qué es?


El síndrome piramidal, síndrome del piriforme o falsa ciática es una afección muscular provocada cuando el músculo piriforme comprime o da una punzada al nervio ciático. Normalmente se manifiesta con dolor, hormigueo o entumecimiento en el glúteo y el muslo superior posterior y puede llegar al muslo inferior y a la parte más baja de la pierna.

Su aparición es más frecuente en mujeres a partir de los 40 a 50 años y menos frecuente en los hombres.

Puede interferir con las actividades de la persona, sobre todo si es deportista o realiza algún trabajo que requiera mucho esfuerzo físico.

Además, cuando el músculo piriforme se ve afectado, interfiere con cualquier movimiento de la pierna, como caminar, correr, bailar, etc. Al presionar el nervio ciático puede producir espasmos que pueden causar los molestos dolores.

🌱Causas:


La causa más común entonces es la presencia de problemas lumbares: normalmente los bloqueos de la quinta vértebra lumbar irritan una raíz nerviosa que a su vez provocará el espasmo del músculo piramidal.

Estos problemas lumbares con frecuencia están provocados por alteraciones de órganos, y según el órgano afectado se reflejará en el piramidal izquierdo o derecho.

Aumento del tono del piramidal, muy típico en corredores y personas que suelen estar mucho tiempo sentadas. Este aumento de tono provoca una compresión del nervio ciático que pasa por debajo o entre el músculo piriforme.


Estas son las principales causas de la falsa ciática:

  • Pasar mucho tiempo sentado.

  • No realizar bien los estiramientos antes de un ejercicio de impacto.

  • Hacer ejercicio en exceso.

  • Correr o caminar durante un tiempo muy largo.

  • Práctica de deportes que requieren mayor movimiento de piernas.

  • Subir escaleras.

  • Levantar mucho peso.

Esto puede lesionar el músculo piriforme, lo que causa que presione el nervio ciático.


💉Tratamiento y Prevención:


El tratamiento debería ser terapéutico, osteopatico y ortopodológico, aunque su resolución es compleja, la suma de todos suele dar buenos resultados en la mayoría de los casos.


La prevención pasa principalmente por:

  • Exploración biomecánica para determinar cualquier alteración estructural del aparato locomotor que pueda estar relacionada con la patología descrita: pie valgo, laxitud ligamentosa, retroversión femoral…

  • Análisis de la zapatilla deportiva, observando si está deformada o desgastada y si es el modelo adecuado para el corredor que estamos valorando.

Medidas a tomar:

  • Estiramiento antes y sobre todo después de la actividad física, este se realizará en las diferentes cadenas musculares implicadas, haciendo hincapié en los rotadores externos.

  • Evitar superficies muy duras o muy blandas: tan malo es el asfalto como la arena de la playa. Hay que tratar de correr mayoritariamente por caminos de tierra.

  • Hidratación adecuada: beber un 2% del peso corporal.

  • Evitar bicicleta, escaleras y cuestas en situaciones de dolor agudo.

  • Reposo relativo.

  • Estiramiento de la musculatura glútea, piramidal y fascia lata.

  • Hielo 20 minutos cada cuatro horas los primeros días.

  • Calor moderado para relajar la zona.

En muchas ocasiones el síndrome piramidal va asociado a un acortamiento y aumento de tensión del músculo piramidal. Por tanto será fundamental establecer un buen plan de estiramientos. Esto es mejor con la ayuda del entrenador o terapeuta.



⚠️ Los test de Lasegue y Bragard son tests que darán positivos en el caso de ser una verdadera ciática.

586 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo